Taller de duelo para familiares

Compartir en las redes

 

El equipo de Cuidados Paliativos del Hospital Italiano de Buenos Aires desarrolla los días miércoles de 17.30h a 19h un taller para familiares que se encuentran en duelo. Pero ¿qué es el duelo? ¿Por qué concurrir a un taller para compartir la experiencia?

 


“Necesito contención, encontrarme con otras personas que me entiendan porque pasan lo mismo, por eso estoy acá”. Josefina (21/3/18)

“El ejercicio que hicimos recién me conectó con el ciclo de la vida, uno está ahí, un poco sosteniendo, un poco observando. Ahora me siento muy en tierra, práctica, resolutiva, solucionando urgencias. Me hizo muy bien”. Graciela (21/3/18)


El duelo, una construcción de todos

Convivir con la pérdida, es una mirada que se instala de forma distinta en nuestra vida. A veces a modo de resignación, de forma repentina o gradual, lo hacemos como podemos, con mayor  o menor consciencia, y nos llega la mayor parte de las veces sin quererlo, ni estar preparados, casi por imposición.

Buscar ayuda

La resignación, una actitud que marca una posición pasiva. Resignarse, abnegadamente a transitar el duelo como un camino estoico marcado por la pérdida, por la carencia, por la falta.

Atravesar la falta, es una metamorfosis que implica una transformación real.

Se instala la aceptación de un proceso que comienza desde que me reconcilio con la aceptación e integración de un posicionamiento activo y así, retomo mi potencia, frente a  la pasividad inicial.

Quién nos dice cuanto dura un duelo?

3 meses, 6 meses, 1 año o 7 años… toda una vida?

Autorizarnos a cicatrizar un duelo, cerrar una herida, es un proceso que no estamos acostumbrados a atravesar.

La aceptación de una vida de pérdidas de forma inconsciente sin ser elaboradas es lo natural: pérdidas de objetos, pérdidas afectivas, de amigos, parejas, personas que fallecen, enfermas o ausentes (física, mental o espiritualmente).

Todo es rápido y se reemplaza velozmente.

Más preguntas y un gran vacío que se ordena poco a poco

El tiempo ayuda  a comprender?

Quién dice que hay un tiempo lineal de transitar un duelo?

Por qué a mi me sigue doliendo? Estoy mal?

Qué seguimos duelando en el tiempo?

Qué perdemos?

Qué nos falta?

Qué se nos quitó?

Hasta cuándo?

Tiene fin?

EL TIEMPO SOLO NO CURA…

Tantas preguntas para comprender y sedimentar, y solo así comienza uno a  atravesar un tiempo con consciencia, saliendo de un arduo “por qué” , laberinto sin salida y sin corazón.

Atravesar un duelo es salir de una posición pasiva, de ser heridos, de haber perdido y de encontrarnos aceptando un corazón vulnerable y pleno que se hace más presente, vivo y lúcido.

El pesar oculto, como un horno cerrado, quema el corazón hasta reducirlo a cenizas” dice Shakespeare.

Al principio,  drenar nuestro sufrimiento, es parte del proceso, comprender una parte de nuestra historia, de nuestra trama esencial que nos hace más humanos y dignos.

Comprender lo esencial del proceso, es transformar el poder de nuestra vulnerabilidad en potencia: la sensibilidad y dignidad de nuestro dolor.

El fin del proceso, es un tiempo que late en nuestro corazón, desde nuestra interioridad, se aprende a soltar fuera y se compromete  uno a vivir la creación de una nueva síntesis presente y actualizada en la realidad.

No existe un modo de comenzar

Puedo entregarme a vivirlo, puedo entristecerme, resistirme, negarlo, enojarme hasta violentarme conmigo o con otros, evitarlo hasta el último día de mi vida.

En el proceso, comprendemos también que hay ganancias, hallazgos, vacíos y nuevas formas que comienzan a alojarse en nosotros como una vasija de arcilla con nuevos espacios a ser moldeados por nuestras manos y nuestro corazón agradecido por la presencia hoy de un amor fortalecido.

Aceptar, y no resignarse, es una posición activa donde la muerte y la vida,  se integran en un todo para:

  • Dejar de postergarnos, hoy no puedo esperar.
  • Llorar tanto, como reír
  • Aprender a poner límites y compartir, en la medida que yo puedo
  • Vivir la soledad en compañía nuestra y de otros
  • Reconocer el poder de nuestra vulnerabilidad
  • Re crear una nueva síntesis
  • Vivir plenamente
  • Aprender a amar nuestra herida, fortaleciéndonos

La vida es caos y soltar el miedo, para transitar este vacío es un desafío consciente, sin tiempo lineal. Transitar un duelo, cualquiera sea, es un desafío a vivir más plena e intensamente.

Nuestros talleres

Comenzaron progresivamente, este año,  a partir de la necesidad de acompañar como equipo a nuestros pacientes y sus familias, durante todo el proceso de enfermedad, y después del fallecimiento.

Es un espacio que permite apropiarse con libertad de las necesidades y respetando la singularidad y creencias de cada uno,  ofreciendo un marco de respeto y diversidad de propuestas de acuerdo a un recorrido variado y personalizado: Arteterapia, Mindfullness, compasión desde un marco de espiritualidad, no religiosa, que permite un alcance a diferentes universos y problemáticas en torno a la muerte, y por ende, a una vida más plena.

Los días miércoles, de 17.30h a 19h, estamos allí acompañando una muerte digna y cuidada, y  cultivando una presencia como equipo, y por ende, como institución, cálida, amorosa y atenta a las necesidades de nuestros pacientes y familiares.

Para finalizar, Pema Chodron  nos dice: “ Si estamos dispuestos a renunciar a la esperanza de que la inseguridad y el dolor puedan ser exterminados, entonces podemos reunir el coraje de relajarnos en nuestra situación, sabiendo que no podemos aferrarnos a nada. Ese es el primer paso del camino. Cuando algo nos duele en la vida, no solemos pensar que  ese será nuestro camino y la fuente de nuestra sabiduría.

Entonces, relacionarnos con lo que nos sucede, no con amargura, sino con apertura.

No es difícil, Solo hace falta el coraje y la decisión de comenzar.

 

Equipo de cuidados Paliativos.

Dr, Carlos Cafferata. Médico. Jefe de Cuidados Paliativos del HIBA
Dra. Lic. Mariana Attwell . Licenciada y doctora en Psicología. Coordinadora de los Talleres de Duelo. HIBA.
Lic Paula Gimbatties. Politóloga y arteterapeuta. Colaboradora de los Talleres de Duelo HIBA.

 

 

 

Imagen: El velatorio. Óleo sobre lienzo. Ulpiano Checa.  Este archivo se encuentra bajo la licencia Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 3.0. Click aquí para ver fuente.

Compartir en: Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on VK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *